jueves, 1 de diciembre de 2016

Actividades educativas en los grandes museos


En Madrid podemos encontrar una gran variedad de museos para poder visitar. Podemos encontrar en todos ellos historia, arte, cultura, educación

Uno de los museos que se encuentran en la capital es el Museo Arqueológico Nacional, abierto de martes a sábados de 9:30 a 20:00, y los domingos y festivos de 9:30 a 15:00. Toda la información necesaria en cuanto a horarios y tarifas la podéis encontrar en su página web www.man.es.

Es muy importante que se de una buena educación hacia la sociedad, ya que esta es la base de la cultura y de la actitud que va a adoptar una persona a lo largo de su vida. Por eso, hay que incentivar más a la gente para que asista a eventos culturales, entre ellos visitas a museos, porque aunque tengan “fama” de ser aburrido, no todo es lo que parece.

Personalmente, yo no soy de ir a los museos, y eso que estudio periodismo y mi profesión me exige estar informada a todas horas y saber, cuanto más sepa mejor.

El otro día visité el Museo Arqueológico Nacional, situado en la Calle Serrano número 13 en Madrid. Siendo sincera, es de los pocos muesos a los que he asistido, pero la verdad es que es de los que más me han llamado la atención.

Nada más entrar puedes encontrarte con la historia, nuestra historia. El comienzo de nuestros principios y su evolución hasta día de hoy. Podríamos decir que esto sería una pequeña introducción, ya que a lo largo del recorrido que se da en el museo se puede ver todo a través de esculturas, cuadros y objetos de nuestros antepasados.

Hay varias secciones, primero nos encontramos con la presentación, donde también nos podemos encontrar con la arqueología y el patrimonio, todo esto presentado de una manera muy futurista, a través de pantallas que te explican todo lo sucedido en España miles de años atrás.

En segundo lugar aparece la prehistoria, donde se habla de los orígenes de la humanidad, y el desarrollo cultural que se fue creando en esos años. Pasamos a la protohistoria, la llegada de los fenicios, aquí nos encontramos con varios objetos de hierro, cerámica, entre otros, que creaban y utilizaban nuestros antepasados en aquellos tiempos.


                                              La Dama de Elche. S. V-IV a.C.


La próxima etapa de la ruta es la Hispania romana. Este sitio me pareció espectacular, ya que nada más entrar se pueden ver esculturas y mosaicos de todas las formas y tamaños posibles. Aquí aparecen ya las diferencias entre clases, los mosaicos reflejan la riqueza de algunos señores de aquellos años, los cuales son procedentes de villas hispanorromanas.


                                                     Mosaico de una villa hispanorromana

Las secciones que podemos encontrar después de estas etapas son el mundo medieval, la edad moderna, el Oriente Próximo antiguo, y el Nilo, Egipto y Nubia.

Me paro aquí para hacer un inciso. En la sección de el Nilo, Egipto y Nubia, podemos encontrar la explicación sobre la momificación en Egipcio, además de poder ver con tus propios ojos las tumbas de los difuntos. Hago un inciso sobre este tema porque aquí podemos ver un claro ejemplo de como aprender de manera divertida.

Cuando yo asistí a la exposición de este museo, habían muchas familias con niños, los cuales estaban pasándoselo genial. Yo asistí con una amiga, y también había mucha gente joven como nosotras. Con esto quiero explicar que las personas no nos podemos educar y culturizar a través de explicaciones aburridas, sino que viendo con tus propios ojos lo que ocurría en aquellos tiempos y asociar lo que te explican con los objetos que tienes delante de ti, es una manera diferente y divertida de educar, pero sobre todo es la mejor manera de aprender.

Para acabar con todo lo expuesto en el Museo Arqueológico Nacional, nos encontramos con Grecia, con muchas esculturas que se conservan, y con la sección de la moneda, muy importante saber por qué apareció la moneda y como era y se utilizaba antiguamente.

Quiero hacer un llamamiento a todos los padres y jóvenes para que asistan a este museo, además de muchos otros claro. Como he dicho anteriormente, yo no soy de las que suelen ir a visitar museos, pero después de visitar el Museo Arqueológico Nacional y haber aprendido mucho gracias a la magnífica exposición que nos presentan, tengo muy claro que se puede aprender, se puede educar, y te puedes divertir a través de los museos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada